lunes, 15 de marzo de 2010

Un lunes

Un lunes cualquiera nos despertamos. Hacemos un par de cambios, recuperamos el tiempo, lloramos. Un lunes cualquiera nos detenemos, nos entendemos, encontramos la fórmula y acertamos. Un lunes cualquiera corremos un riesgo cualquiera. Lo hacemos por los otros, que es lo mismo que nosotros. Porque todo rima, un lunes cualquiera. ¿Y cuándo comenzaremos a vernos con los demás, desayunados todos, al borde de una mañana eterna? Un lunes, señor Vallejo, un lunes cualquiera. En que entendemos lo que fuimos y comprendemos lo que seremos. Y oiga usted, ¿en qué momento se enderezó el Perú? Un lunes, Zavalita, un lunes cualquiera. En que comenzamos una conversación y nunca más la terminamos. Un lunes en que nos acostamos peruanos y amanecimos hermanos.

1 comentario:

Silvana dijo...

Un lunes hace unos cuantos meses, me regalaste uno de los momentos más lindos de mi vida : )