domingo, 31 de mayo de 2009

Querido Mauricio

Hace un año, cuando aún vivías cerca de mis abrazos y mis reniegos, viniste a visitarme a esta mi cajita de fósforo, que a veces se enciende y a veces se apaga. Tocaste la puerta y te recibí con el cariño que solo tu inocente presencia alimentaba. Te abracé y me obsequiaste algo que habías hecho en tu escuela. Lo hice para ti, tío. Gracias papito, te dije.
Recuerdo que aún estaba en la cama cuando tomé tu pequeño trabajo en mis manos y soñoliento te dije que te quedó muy bonito. En realidad no supe bien de qué se trataba hasta unas horas más tarde cuando vi que era una especie de pancarta en miniatura hecha de una paleta de médico, cartulinas, cartón corrugado y plumones. En ella pude ver a un cigarro en alto relieve con rostro de espanto y una línea de cartulina roja atravesando su diminuto cuerpo. Algo muy parecido a la señal de tránsito “No estacionar”. En la parte inferior pude leer “Día del no fumador / 31-05-08”.
Debo confesarte que no suelo guardar por mucho tiempo todo lo que llega a mis manos. Cada cierto periodo mis cajones y estantes reciben un barrido de emociones que hace que muchas cosas se vayan o regaladas o arrojadas al destino de los objetos desolados. Pero no fue el caso de tu regalito. Ese aún lo conservo.

Seguramente tu abuela o tu madre te dieron la idea de que me lo regalases a mí. Y seguramente también las intenciones de quienes te pusieron a elaborarlo fueron la de desarrollar tu aprestamiento y tu afán creador; pero, también y por supuesto, crear en tu frágil consciencia la prohibición de “no fumar”.
A los tres años un niño es una especie de grabadora y repetidora andante, pero no creo que tu memoria me haya registrado como el tío fumador porque no recuerdo haberlo hecho en tu presencia. No porque lo considere un mal ejemplo, que además es lo único que puedo ofrecerte, sino porque encender o apagar un cigarro es a veces un deporte divertido.
Quiero contarte que yo aprendí a fumar en la universidad, cuando apenas estrenaba mi documento nacional de identidad, hace bastantes años. En ese entonces nadie en casa fumaba no por prohibición, sino, supongo, por falta de curiosidad e independencia económica. Además tus abuelos nunca lo hicieron y de tus cinco tíos yo era el único que lo hacía, pero en la calle.
Sería injusto para los sensatos fumadores considerarme uno de ellos. Esta práctica, como muchas otras en mi vida, ha sido mediocre. No recuerdo haberlo hecho de forma continua y tajante, sino intermitente y a cuenta gotas, salvo algunos periodos en los que me entregaba al tabaco como quien se entrega a un amante que sabe lo maltratará.
Me encantaría, querido sobrinito, luego de volver a apreciar tu pequeño regalo, pedirte que no fumes cuando seas adulto, pero no lo haré. Fumar o no fumar, como amar o como estudiar, es una cuestión de elección personal. Si lo haces o no, estarás gozando de aquello que pocos valoran, muchos desean, y todos conocen como libertad. Libertad para hacer de tu vida la mayor maravilla posible o la peor de las desgracias, pero libertad al fin. Libertad.
Por último quisiera que tus cuatro serafines años se enteren que si fumo lo hago en pleno uso de mis facultades mentales y exprimiendo mi extenuada libertad. Tal vez las razones para hacerlo sean mayores a las que me empujan a dejarlo. No lo sé. Pero tampoco me interesa saberlo porque ni molesto ni satisfago a nadie más que a mí cuando lo hago.
Y eso me gusta, me pone feliz. Tanto como lo seré aquel día en que me visites, y te reciba quizá con un cigarro entre los dedos, para que me cuentes que los ejemplos que te da la vida solo son sombras de tus propias decisiones y que te sientes libre de hacer lo que quieres hacer y libre de ser lo que quieres ser. Solo entonces sabré que tú también eres feliz.

Tío Kike.

12 comentarios:

Raulín dijo...

Excelente Kikín, es cheere cuando escribes asi. Bravazo!

Anónimo dijo...

a veces (como hoy) quisiera ser tu sobrino, tu mama, tu tio, tu hermano. a veces (como hoy) quisiera pertenecer por siempre al grupo de personas que estan dentro de tu radar afectivo. a veces, cuando te pones tan sabio y tan intuitivo vuelvo a ser tu fan enrique.
excelente entrada!

A nonimo

Ricardo! dijo...

Falta el mío nomás jeje, pero no exijo prontitud, tómate todo el tiempo que quieras tío. Para los que no lo conocen, Mauricio es mi hermano menor, le llevo 15 infinitos pero al fin terminables años. Yo tengo 19, resten... Lo amo de la misma manera en que amo secretamente a toda mi familia. Hasta donde yo sé es el niño penúltimo, de la familia León, si hablamos de edades, último está porsupuesto Santiaguito (el loco No). Estando lejos de él no dejo de preocuparme de cómo estará el enano: enfermo, moretoneado (por sus clásicas caídas), feliz o quizás triste, no lo sé, pero lo que sí sé es que siempre me lleva en su mente aunque inconcientemente. Bueno, está bien chévere tu blog tío. Saludos a todos en la casa León: Ma' Coty, Pa' Carlos, mi ma', tía Chole, tío Ballo, tío Nando y mi tío Calín po.


Ricardo Enrique Segura León.

MujerSalvajenL dijo...

Honesto, sincero, directo, natural, afectivo, maduro, sereno...leer esta entrada me trae a la mente estas palabras...Y sì pues dan ganas de pertenecer a ese radar de personas que forman tu grupo afectivo...(como escribe el anìnimo que escribiò antes). Simplemente, lindo!

Anarela Silvera dijo...

Nunca entendí porqué las personas fumaban. Las que lo hacen son un grado más complejos de los complejos que no lo hacen. Les da cierto aire de misticismo barato, a otros de moda achorada y a otros de incomprendidos imcompletos. Y no es que los que no fumen no lo puedan ser, pero por lo menos no lo hacen notar... :)

Anónimo dijo...

Me gustó mucho.

Lali García dijo...

qué lindo este post Kike, muy bueno

wolfhesse dijo...

siempre un gusto caballero y siempre la politica de los brazos abiertos, un pekeño personaje carlos, aki le paso mi msn osv_alv@hotmail.com
y larga vida a la locura

Anónimo dijo...

Ese es mi hermano, por la...
Y tambien ese es mi sobrino, que con alegria descubro que escribe bonito y no solo en lenguaje messenger, osea tipo amix...!! jejeje.

Yo, po

sonosalud dijo...

Asunto: Solicitud Intercambio de Enlaces

A/a. Webmaster o encargado del mantenimiento de la página WEB

Estimado Señor:

Estamos interesados en un intercambio de enlaces con su web

Nos gustaría que nos enlazara en su página con el
siguiente código:

Audifonos - Especialistas en Audicion

Nosotros le enlazaremos desde nuestra web: http://sonosalud.com

desde la página de Enlaces.


¡Si está interesado sólo es necesario que acceda a

http://www.sonosalud.com/BLANK/Links/Links%20alternativo.htm

(Esta url esta accesible desde nuestra página principal, pulsando sobre el botón LINK
arriba a la derecha.)

y complete el formulario con el que inmediatamente incluiremos un enlace hacia su página WEB.


Atentamente:

Dpto. Técnico
sonosalud.com
wandaloop.es

Anónimo dijo...

OH q lindo!!! pero en serio pues dejalo ya y damelo a mi :) jajaja un beso primo excelente blog!!!
Karencita:)

Anónimo dijo...

Hola.
Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no ví
tu email en el tu blog

Soy el webmaster de motor-online.org

MOTOR-ONLINE es un ranking / directorio de clasificación de web's y blogs en
español relacionados con el mundo del motor.
Registrando tu sitio en MOTOR-ONLINE podrás darte a conocer y aumentar el
numero de visitantes y clientes hacia tu WEB de manera totalmente gratuita.


Si te interesa puedes darte de alta


MOTOR ONLINE




o visitanos en ......




MOTOR ONLINE



Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a
conocer.



Un saludo.



DAVID T.

Webmaster de Motor-Online.org