miércoles, 4 de febrero de 2009

10 años... ¡Aguante Venezuela!

El aguante venezolano

La palabra "aguante" en Venezuela expresa la capacidad para tolerar lo intolerable, capacidad que es rasgo insoslayable de la vida nacional y tiene que ver con el desprecio por las reglas del juego. Al no acomodarnos a éstas o al no saber modificarlas democráticamente se impone la ley del "más": la del que tiene más poder político, militar, económico o simplemente laboral, la del que pega más duro, está armado o grita más alto. Se trata de la ley del más arrecho, máxima selvática y machista que revela en la cotidianeidad nuestra miseria como sociedad. Dada esta forma de relacionarnos, estamos encerrados en nuestra débil individualidad cual infante víctima de los abusos de un adulto, y nos "calamos", como dice el argot popular, situaciones que en otros países serían inconcebibles. Así, hay fiscales de tránsito que le tienen miedo a los motorizados y policías que se lo tienen a los delincuentes, siendo ellos mismos objeto de temor o desprecio.
Cientos de vecinos aceptan que cuatro borrachines pongan música a todo volumen y no los dejen dormir, y esos borrachines quizás algún día se calen que otro beodo les parta una botella en la cabeza.
Nos quedamos inermes cuando le roban la cartera a una mujer en pleno día, tan inermes como se quedará el ladrón en la cárcel cuando lo violen o golpeen. Callamos frente a los funcionarios públicos y privados que nos dicen "no sé", "venga otro día", "tiene que volver a hacerlo", "no se sabe quién fue" "¿cuánto hay pa' eso?". Ya nadie se asombra de que un puñado de malandros mantenga en jaque a cientos o miles de personas en los barrios populares, ni de que la gente joven que trabaja en las oficinas gubernamentales no se avergüence de ganar más que sus padres y viajar al exterior por hacer cuatro pendejadas a favor de la propaganda gubernamental mientras son testigos de tanta corrupción e ineficiencia. Los profesores comenzamos a trabajar en la Universidad Central de Venezuela y el primer año no cobramos, entrenamiento que sirve para conformarse con los sueldos de hambre y las malas condiciones de trabajo. Cerramos los ojos ante los privilegios de ciertos empleados públicos, como éstos los cierran frente a Hugo Chávez que los humilla y arrastra como coletos cuando se molesta. Total, el presidente Chávez actúa así con el país porque es el más arrecho de los venezolanos, el que tiene, sin duda, más influencia económica, política y militar. Cuántas veces habremos dicho estas frases: ¿Y qué se puede hacer? ¿Quieres que te maten, te golpeen o te violen? ¿Y si el funcionario pierde tus papeles a propósito y no puedes hacer el trámite? ¿No ves que Chávez tiene todo el poder? ¿Para qué vas a reclamar? Estas frases revelan el triunfo del autoritarismo más burdo, aquel que hace que cada ciudadano, como decía la gran filósofa Hanna Arendt, se sienta íngrimo ante el poder. Por eso cuando se proclama que el venezolano es democrático y alzado, a mí sólo me provoca sonreír, pero me aguanto y no lo hago por si acaso...

Gisela Kozak Rovero - TalCual - Venezuela.

3 comentarios:

enrique león dijo...

Sin comentarios.

Sandrine dijo...

Siempre me molestó, quizás de manera muy sutil, la capacidad de algunas personas de ponerse en víctimas cuando de temas políticos se trata. Lo que cuenta esta mujer no es diferente a lo que pasa en el resto del mundo (tercero) ... mi pregunta es: además de quejarse, hará algo? digo, dejando de lado el hecho de que escriba esta nota. Si algo no nos gusta, nos hace mal, nos humilla, etc,etc,etc.. pues habrá que hacer algo para cambiarlo aunque se nos vaya la vida en eso, y dejar de llorar y de hecharle la culpa a un tipo por todas las desgracias de la humanidad. La invito a que venga a Argentina, se va a encontrar con todas esas miserias o peor.
Me gustaria saber como era Venezuela hace 10 años y también me gustaría saber como sería Venezuela dentro de 10 años, creo que no cambiaría nada, el problema no está en los presidentes de turno sino en el ser humano.

besos nene!! nos vemos pronto...

Anónimo dijo...

arrechooooo?????