lunes, 2 de febrero de 2009

Europa: ¡Qué frío!

“Está haciendo un frío que te cagas”, me digo una amiga de Barcelona vía chat mientras yo me secaba luego de ducharme con agua fría por los 28° C que hacían en Lima. Ella estaba ultra abrigada y con calefacción y tomando un café caliente, yo casi desnudo. Y es que Europa, casi toda, está bajo un manto blanco. La ola de frío es terrible.

Londres y París, las dos capitales europeas ejemplo de modernidad y eficacia en sus servicios públicos, se despertaron ayer sobresaltadas por un fenómeno muy parecido al que colapsó Madrid el pasado 9 de enero. Una intensa nevada paralizó laa actividades de ambas ciudades. Hasta el mítico tube, el metro de la capital británica, perdió durante horas varias de sus líneas. Y Heathrow, su principal y emblemático aeropuerto, se vio obligado a cerrar más horas que Barajas durante la jornada del caos madrileño.
En tanto el temporal en la Península viene dejando autopistas cerradas al tráfico, edificios dañados, cancelación de vuelos, niños sin clase. Protección Civil puso en alerta por nieve a Extremadura, Andalucía, País Vasco, Asturias, Cataluña, Castilla y León, Cantabria, La Rioja, Navarra, Castilla-La Mancha y a la Comunidad de Madrid, en su área de la sierra. Está previsto que nieve a partir de los 900 metros. Los vientos costeros y las lluvias serán otros dos quebraderos de cabeza para Andalucía y Ceuta. Menos intensos se prevén los vientos en Canarias, Asturias y Galicia, avisada también por lluvias.
París ha sido cubierta por un manto blanco por segunda vez en menos de un mes. La otra cara de la imagen idílica de la ciudad se tradujo en colas de más de 200 kilómetros en los accesos y en las anulaciones y retrasos de hasta tres horas en los aeropuertos, además de un tráfico ferroviario muy alterado. El temporal perturbó más las comunicaciones que la jornada de huelga del pasado jueves en el sector público.
Italia, especialmente el norte, sufrió ayer también los rigores del temporal, que el domingo ya costó la vida a tres personas. Las regiones que registraron nevadas más importantes fueron las de Lombardía, Piamonte y Liguria, pero el mal tiempo también afectó a la isla de Sicilia. Más de 800 kilómetros de autopistas del país se vieron afectados por las fuertes nevadas, mientras que los aeropuertos de Linate y Malpensa, en Milán, se vieron obligados a cancelar decenas de vuelos. La red ferroviaria registró asimismo alteraciones en el norte y el puerto de Génova cerró para evitar colapsos en las autopistas de acceso.
Bulgaria ha sufrido temperaturas de hasta 17° C bajo cero; en Hungría murieron en la última semana más de diez personas que no contaban con medios suficientes para el servicio de calefacción.

Fuente: DPA, El País, El Periódico, El Mundo, 2oMinutos.

2 comentarios:

Raulin dijo...

Se acerca el fin del mundo Kikin!

Anónimo dijo...

Estos excesos en el clima se deberán también al famoso cambio climático? He leído que no.