jueves, 24 de abril de 2008

Un premio a la poesía

Juan Gelman acaba de recibir el Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras en castellano. Los premios no importan mucho, pero sí los poetas. Por ello es que Gelman nos regaló ayer un hermoso discurso, tan emotivo como el que dio la nieta de Blanca Varela cuando esta no pudo asistir a recibir el Reina Sofía. Desgraciadamente, la poeta está viviendo escondida entre sus alas, pero Juan Gelman está dichosamente lúcido.
En la premiación estuvieron los reyes de España, unos cuantos académicos y otros cuantos intelectuales de evento. Eso tampoco importó. Las presencias que el poeta celebró fueron las de sus nietos: uno de ellos Macarena, la niña secuestrada por los militares de la dictadura argentina, la misma que mató a su nuera e hijo, y encontrada por su abuelo hace ochos años luego de 23. También estuvieron presentes Cervantes, Santa Teresa, Mallarmé, San Juan, Safo y Lope de Vega, infaltables en la obra y en la historia de Gelman. Sin ellos, la poesía hubiera sido imposible y el dolor improductivo.
Un premio para Juan Gelman y un premio a la poesía, última puerta para la salvación. Ojalá más gente se diera cuenta de ello y entonces los poetas se multiplicarían, la esperanza pararía de morir y la muerte dejaría en paz a la vida. (Gracias Erika.) Dos poemas:

AUSENCIA DE AMOR
Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte a mi costado.
Ando de loco por el aire
que ando que no ando.
Cómo será acostarme
en tu país de pechos tan lejano.
Ando de pobrecristo a tu recuerdo
clavado, reclavado.
Será ya como sea.
Tal vez me estalle el cuerpo todo lo que he esperado.
Me comerás entonces dulcemente
pedazo por pedazo.
Seré lo que debiera.
Tu pie. Tu mano.

NOTA I
te nombraré veces y veces.
me acostaré con vos noche y día.
noches y días con vos.
me ensuciaré cogiendo con tu sombra.
te mostraré mi rabioso corazón.
te pisaré loco de furia.
te mataré los pedacitos.
te mataré uno con paco.
otro lo mato con rodolfo.
con haroldo te mato un pedacito más.
te mataré con mi hijo en la mano.
voy a venir con diana y te mataré.
voy a venir con jote y te mataré.
te voy a matar, derrota.
nunca me faltará un rostro amado para
matarte otra vez.
vivo o muerto/un rostro amado.
hasta que mueras
dolida como estás/ya lo sé.
te voy a matar/yo
te voy a matar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En la fecha

Solo de ti, lleno de ti,
esta tarde a las 7,
el ciudadano de tu ausencia
se palpaba la cara, la voz, los papelitos,
deveras comprobando
que tus ruidos andaban por sus huesos
y en general te habías ido.

Golpeó puertas, teléfonos.
La gran ciudad estaba equivocada sin tu pelo, señora,
y él sentía tirones detrás del corazón.

A lo mejor era el tabaco,
de todos modos yo soy otro:
un pedazo de ti,
alguien a quien castigan puertas, ruidos, teléfonos,
y, andá a saber por qué,
toda la parentela de la muerte.

de "El juego en que andamos"


(Mi poema favorito de Juan Gelman.)

Enrique León dijo...

Gracias por el poema. Desde ahora también será uno de mis favoritos.

Anónimo dijo...

Bravo!!! Pusiste a Juan Gelman!!!! uno de mis poetas favoritos.

Sandrine dijo...

Admiro a este hombre - angel por su capacidad de resistencia ante tanto dolor y tanta miseria humana, y tambien lo admiro como poeta...

este me gusta mucho:

El juego en que andamos

Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta salud de saber que estamos muy enfermos,
esta dicha de andar tan infelices.

Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta inocencia de no ser un inocente,
esta pureza en que ando por impuro.

Si me dieran a elegir, yo elegiría
este amor con que odio,
esta esperanza que come panes desesperados.

Aquí pasa, señores,
que me juego la muerte.

J.Gelman